Artículos de Interés

Varicocele, causa de infertilidad masculina

El varicocele es la presencia de varices en los testículos, una dilatación de las venas que salen de estos. Estas varices testiculares son una de las principales causas de la infertilidad masculina corregible, encontrándose hasta en un 19-41% de los varones que se someten a un estudio por infertilidad. Puede afectar a ambos testículos aunque es más común en el izquierdo, al ser de mayor longitud que el derecho.

Varicocele, causas y síntomas

El varicocele se produce por una ausencia o fallo de las válvulas de las venas. Estas actúan como compuertas, permiten que la sangre ascienda libremente y evitan que vuelva a bajar hacia el testículo.
En la mayoría de los casos el varicocele no produce síntomas. Se diagnostica tras una exploración genital que se realizan a los pacientes con problemas de infertilidad.

Otras veces puede provocar dolor, molestias o sensación de pesadez. Cuando es muy llamativo provoca deformidades que afectan a la estética del testículo (varicocele sintomático). Se puede presentar como engrosamiento en la parte alta de la bolsa escrotal, definido clásicamente como «saco de gusanos» que son las venas testiculares dilatadas formando varices.

Disminuye la cantidad y la movilidad de los espermatozoides

Las varices testiculares pueden producir un aumento de la temperatura, falta de oxigenación y obstrucción por compresión del inicio de la vía seminal. Además, elementos de desecho procedentes del riñón o de la glándula suprarrenal pueden alcanzar el testículo y actuar como tóxicos. Todos estos efectos pueden dar lugar al descenso de la producción y/o calidad de los espermatozoides. Hay una menor cantidad de los mismos (Oligozoospermia) junto con una disminución de la movilidad (Astenozoospermia).

Otra posible consecuencia es el aumento del stress oxidativo en el testículo lo que se traduce en una fragmentación del ADN espermático, lo que provoca la incapacidad para fecundar del espermatozoide o abortos de repetición.

Varicocelectomía, el tratamiento del varicocele

El tratamiento del varicocele consiste en ligar las venas del testículo a nivel de la ingle (varicocelectomía). Existen diferentes técnicas quirúrgicas, en la actualidad por su escasa tasa de recidiva, la microcirugía subinguinal la técnica de elección. Otro tipo de tratamiento es la embolización percutánea, pero con tasas de recidivas superiores.

Con la cirugía del varicocele se pretender mejorar la calidad seminal y la capacidad fecundante del espermatozoide, aumentando las tasas de embarazo, tanto de forma natural como en las técnicas de reproducción asistida.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Fields marked with * are required