Artículos de Interés

Impotencia Sexual en los Hombres

Una de las patologías más temidas por los hombres es la aparición de la impotencia. Es muy frustrante para la vida sexual de una pareja, independientemente de la edad, el ver que día tras día la erección va disminuyendo y el hombre sólo asiste como un testigo sin poder actuar, hasta que ve que su impotencia se incrementa. El ya no quiere tener relaciones por temor a la impotencia. La simple idea de tener una relación sexual con su pareja le genera un miedo irracional ya que se siente como si “tuviera un examen de sexo que tiene que aprobar por cualquier medio “. Ella, se siente confundida y la primera reacción es pensar que él ya no la quiere o que tiene otra y eso le genera pesar. Muchas veces los dos simplemente callan y sólo pueden observar como la impotencia aumenta y poco a poco su vida sexual fracasa. Esto no debe ser así.

La impotencia se define como la incapacidad repetida de lograr mantener una erección lo suficientemente firme como para tener una relación sexual satisfactoria. Esta patología es más frecuente de lo que se piensa. Un estudio en Masashuset mostró que el 52 % de hombres mayores de 40 años tenían algún grado de impotencia. Y el estudio DENSA encontró impotencia en el 53 % de hombres mayores de 40 años en el norte de Suramérica (Colombia, Venezuela y Ecuador). Sí, así como lo lee, más del 50 % de los hombres mayores de 40 años presenta algún grado de impotencia. Es decir, que el problema no es sólo suyo. Muchos más hombres de los que usted piensa presentan esta enfermedad que amerita un diagnóstico claro y un tratamiento adecuado.

Existen muchas causas de impotencia o disfunción eréctil, pero se pueden agrupar básicamente en tres categorías: físicas, psicológicas o una combinación de las dos. Actualmente contamos con una gran cantidad de tratamientos, los cuales buscan ayudarlo a reiniciar una vida sexual satisfactoria y plena.

La aparición de nuevas moléculas orales en años recientes para manejar la impotencia (sildenafil, vardenafil y tadalafil) ha generado un auge sin precedente en la industria farmacéutica, pero cuidado, no olvide que éstos son medicamentos y como tal tienen indicaciones, contraindicaciones y efectos adversos y por lo tanto deben ser formulados por su médico. Es importante que usted entienda que la disfunción eréctil es una patología que requiere tratamiento y muchas veces detectando las causas tempranas se pueden lograr adecuados resultados. Por ejemplo en algunos pacientes diabéticos, la impotencia puede ser el primer signo de la diabetes y si ésta se maneja adecuadamente los resultados serán satisfactorios, igualmente sucede con patologías como por ejemplo la hipercolesterolemia y la hipertrigliceridemia.

Actualmente la medicina cuenta con múltiples manejos para la disfunción eréctil, pero recuerde que no existen enfermedades sino enfermos y lo importante es buscar la terapia adecuada para cada paciente y por eso es importante no automedicarse, debe consultar a su médico para establecer el tratamiento indicado en usted.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Fields marked with * are required