Artículos de Interés

¿Cómo abordar la patología de suelo pélvico desde la Urología?

La incontinencia urinaria o los problemas de micción y sexuales son consecuencia de la disfunción del suelo pélvico.

¿Qué es exactamente la patología de suelo pélvico?

El suelo pélvico es una estructura compuesta por músculos, fascias y ligamentos (colágeno) que cierran el orificio óseo de la pelvis. Tiene gran importancia anatómica, ya que permite sostener las estructuras y órganos abdominales y pélvicos. También desde el punto de vista funcional, ya que participa en funciones esenciales como la micción, la continencia urinaria, la defecación y la actividad sexual. El deterioro y envejecimiento de estas estructuras, su debilitamiento y pérdida de tono genera, por un lado, alteraciones anatómicas como prolapsos de los órganos pélvicos y, alteraciones funcionales: incontinencia urinaria, trastornos en la micción y en la función intestinal, así como problemas de índole sexual.

¿Quiénes suelen sufrir la patología de suelo pélvico y con qué síntomas?

Es una patología preferentemente de la mujer. El motivo principal es que, debido a que el parto se produce a través de estas estructuras, pueden quedar dañadas y desencadenar dichos problemas. Respecto a los síntomas, el prolapso produce molestias locales, sensación de peso al andar o estar de pie y aquellos funcionales ya referidos, sobre todo en relación con los escapes de orina y disfunciones intestinales y sexuales.

¿Cómo puede prevenirse?

Es muy importante la concienciación durante el embarazo y después del parto de recuperar la musculatura del suelo pélvico que ha podido ser dañada. La rehabilitación es fundamental, así como evitar el sobrepeso y sedentarismo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Fields marked with * are required